Encontrar un alojamiento barato en Londres: Precauciones a seguir

19.12.2012 11:22

Te has decidido a dar el salto y trasladarte a la capital británica y tu primera misión importante es encontrar un alojamiento y trabajo, pero, con la llegada masiva de extranjeros en busca de trabajo (que conocen poco o nada de la ciudad) y la alta demanda de habitaciones de alquiler, los timos abundan.

Que aquí tienes una serie de consejos para evitar una mala experiencia:

Llama a los anuncios recientes

Las habitaciones disponibles no duran, así que, si un piso sigue libre una semana después, tiene algún problema o un precio muy elevado. Concéntrate en llamar a los anuncios del día.

Huye de los anuncios poco claros

Cuantos menos detalles haya en el anuncio, más motivos para sospechar. Es cierto que tal vez el arrendador no quiera perder mucho tiempo redactando el anuncio, pero es mejor desconfiar de quienes no dan apenas detalles de lo que quieren alquilar.

No vayas al más barato

Sí, es cierto que la vivienda aquí es muy cara y tu objetivo es encontrar un alojamiento barato, pero no te dejes engañar por lo excesivamente barato. Si en una zona suelen pedir 100 libras a la semana por habitación y te encuentras con una de 40 libras, seguramente será un timo. Del mismo modo, no siempre el más barato te compensará: tal vez te ahorres 20 libras, pero si el sitio en el que vives está en mala zona y la casa es un cuchitril, no merece la pena. Generalmente, los barrios con precios especialmente bajos suelen ser los más conflictivos.

Comprueba la zona

Una buena idea, antes de ir a ver un piso, es consultar la web de la policía para comprobar la conflictividad del barrio. También, utiliza Google Maps para localizar la ubicación exacta del piso. Podrás ver si realmente existe, el aspecto de la zona y los servicios de los que dispone.

No pagues por adelantado

Un timo muy frecuente es pedir dinero para reservar la habitación. Incluso aunque ya la hayas visto y todo parezca legal, nunca pagues nada antes de firmar el contrato y pide un recibo cuando entregues la fianza de tu alojamiento en Londres. Asegúrate también de cuáles son las condiciones del contrato y de la devolución del depósito.