5 Trucos para Encontrar un buen Alojamiento en Casas Compartidas en Londres

04.01.2013 16:55

La primera preocupación para alguien que tiene en mente pasar una temporada más o menos larga en Inglaterra, tanto si va a estudiar como a trabajar en Londres, es encontrar un piso en el que vivir. Dado el precio de la vivienda en la capital, la alternativa más frecuente es buscar alojamiento en casas compartidas en Londres y puede ser una tarea exasperante si no tienes muy claros tus objetivos en la búsqueda, así que aquí tienes algunos trucos que harán más sencilla la tarea:

 

Reserva un alojamiento provisional

 

Lo mejor es que busques directamente tu nueva casa cuando llegues a la ciudad, para evitar timos y que la vivienda no sea lo que esperabas. Una fórmula barata es reservar plaza en un albergue juvenil o hostel (en el que, además, seguro que conoces a gente que está en tu misma situación) por una o dos semanas, el tiempo que consideres necesario para encontrar tu alojamiento en casas compartidas y no quedarte en la calle.

 

Llama por teléfono directamente

A menos que en el anuncio no se especifique un número de teléfono, no pierdas el tiempo mandando un email. Las habitaciones disponibles en un alojamiento en barato barato vuelan y probablemente, para cuando vean tu mensaje el piso ya estará alquilado. Del mismo modo, llama a los anuncios del mismo día porque son de los únicos que tienes garantía de que aún estén libres y concierta una cita para hoy mismo lo antes posible. Cuantas más personas lo vean antes que tú, menores posibilidades de que aún esté libre cuando llegues. Por eso, es importante empezar a llamar desde primera hora de la mañana.

 

Organiza las visitas por zonas

Cuando empieces a llamar, es mejor que ordenes los anuncios que te interesen por cercanía y quedes con los arrendadores a horas similares, así, te evitarás gastar mucho dinero en transporte y podrás ganar tiempo para ver más pisos.

 

Haz una lista de todo lo que necesitas tener en la vivienda

Es recomendable que hagas esto porque, a menudo, al ver un piso, nos olvidamos de preguntar cuestiones básicas, así que, armado con tu lista, podrás comprobar si falta algo indispensable para ti y también podrás recordar qué detalles quieres saber. Piensa en aspectos no solo de la habitación, sino de cuestiones como la limpieza, si hay internet, qué servicios hay alrededor de la vivienda, si dispone de calefacción, cuándo se hacen los pagos, etc.

 

Exige un contrato

Este tema debe quedar claro desde el principio. Pregunta si se hace contrato, porque tenerlo te evitará muchos disgustos, y las condiciones de éste en cuanto a duración, fianza, obligaciones, etc. Nunca entregues ninguna cantidad de dinero por adelantado, ni para reservar la habitación ni como fianza. Los timos son frecuentes, por lo que no pagues nada sin que haya como mínimo, un recibo de pago, o en el momento de la firma del contrato de tu alojamiento en casas compartidas.